El Gran Cañón- “El Despertar de mi Conciencia”

By: Mara Fernandez

Eran las 12:00 am del sábado 9 de enero del 2010 cuando recibí la llamada de mi ex esposo para decirme que simplemente se acabó el amor; fue una de esas noticias donde te preguntas…cuándo pasaron el Memo que a mi no me llegó?

A partir de ese momento, y tres días después, entendí que tenía que dar el paso y tomar acción. En ese micro segundo de lucidez, en medio del caos mental, decidí ir en búsqueda de la paz, el amor y la verdad que me dejé, yo misma, robar por el “ego”. Ahora, puedo decir, que soy completamente responsable y acepto el resultado.

En consecuencia y en campaña interna me propuse recorrer todos los destinos que el Universo me soplara al oído; y así comencé mi lista de destinos. Cada uno de ellos, me aportaron conocimiento, silencio, confianza, valentía, y un gran espacio para reencontrarme con mi pequeña, inocente y herida, pero aventurera Mara.

De allí, el Gran Cañón despertó un gran interés en mi; no solo por su oferta natural, sino por los momentos de conexión con la naturaleza y deportes extremos capaces de devolverme, por minutos, la alegría y felicidad usurpada.

Navegar por el calmado y silencioso río Colorada de norte a sur, divisando las mesetas ancestrales y coloridas, fue una de las diversas actividades que realicé. Sin embargo, no olvidaré una mañana que me arropó con su silencio profundo y aterrador, en ese momento sentí que no era yo…que realmente estaba perdida y que no sabía mi camino…allí fue cuando sentí “El Despertar: una voz dulce que solo decía: todo estará bien…tranquila.”

Ese despertar que generó una lucha constante entre mi verdadero ser y ese falso ser que creamos inconscientemente por pensar que somos nuestra mente. Un despertar que aun recuerdo con cada movimiento y decisión que tomo.

Decidir y tomar las riendas del presente es parte de nuestra liberación y eso fue justamente lo que el Gran Cañón me regaló. El despertar a una vida llena de oportunidades creativas y de auto-realización donde el miedo puede que esté presente, pero yo estoy conciente.

Author:

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *