Las Canciones son El Espejo del Alma

“Pasión” es el nombre elegido para el más reciente trabajo musical de Andrea Bocelli, un álbum en el que se une a otras voces para interpretar canciones inmortales en varios idiomas. A propósito de esto, quisimos indagar más sobre lo que mueve a este artista que logra tocar muchos sentimientos a través de su privilegiada voz.

Este álbum tiene una canción en español. ¿Cómo se siente cantando en este idioma? 

El español, para ciertos repertorios, es el más intenso y seductor de los lenguajes. Tiene un encanto único. Desde la primera vez que canté en español (apenas tenía 18 años) me di cuenta de que tenía que aprender este idioma, porque muchas de sus canciones que son consideradas clásicos inmortales han mantenido su encanto por generaciones, lo que no sucede con algunas canciones en otros idiomas. Cada idioma expresa un universo particular. Siendo un profesional de la voz, siempre he estado interesado en investigar cada variante en ritmo y lenguaje para poder establecer un contacto sincero con el público.

Antes de cantar una canción en otra lengua, ¿necesita saber qué significa cada estrofa?

Si voy a cantar una canción, me gusta conocer el aspecto más profundo de esta. Una de las cosas que califico primero es precisamente la relación entre la melodía y las palabras. Naturalmente, tengo que enfrentar la letra y la amplitud de significados que cada palabra tiene. Esto significa que la música usualmente dice mucho más que lo que las palabras pueden decir. La música en la ópera, al igual que en el pop, hace que las palabras puedan llevar un mensaje que traspase cualquier barrera.

En nuestra conversación anterior, me contó sobre la admiración que le tiene a Édith Piaf. Para esta producción hizo un dúo con ella gracias a la tecnología. ¿Cómo fue juntar las dos voces?

Ha sido una emoción difícil de explicar, mucho vértigo, la realización de un sueño. Fue como si Édith Piaf hubiese vuelto a nosotros por un momento, después de haberse ido hace cincuenta años. El crédito es del genial David Foster, quien no solo unió las dos voces, sino que le dio a este álbum un “coup de théâtre” cuando agregó la maravillosa y vibrante presencia de ella. Yo he amado su voz tan llena de energía y tan expresiva desde que era un niño.

¿Qué se necesita para que una canción toque el alma de los que la escuchan?

Vivir y sentir, ya que cada canción es el espejo del alma. La voz con la que se interpreta las canciones dice cómo está el mundo interior del que las canta. Si tú quieres llegar al corazón de los que escuchan tus canciones, debes tener algo que decir a través de ellas. Ese algo es la suma de tus experiencias, es la riqueza interior que solo se adquiere viviendo. La meta principal de la música, y en general del arte, es ayudarnos a pensar un mundo donde lo fundamental sea vivir.

¿Qué tiene La Toscana que no hay en otra parte?

Porque nací y crecí allí, en medio de la naturaleza, con los sonidos y los olores de un país abierto, mis raíces son de allí. Siento que soy un producto de mi tierra, la suma de mis experiencias, mi pasado y mis recuerdos de niñez. No hay mejor lugar para encontrar silencio y reconectarme. La Toscana no es solo una tierra de montañas, árboles de olivos y viñedos, es también un espacio abierto para que la imaginación corra libremente. Por eso mi hogar queda aquí, cerca del mar, acompañado de Verónica y de mi familia. Es todo lo que necesito para recuperar la paz y fortaleza. Es aquí donde paso mis mejores momentos.

¿Es feliz con la vida que le ha tocado vivir?

La vida ha sido buena conmigo tanto en lo profesional como en lo personal. No podría pedir más de lo que ya me ha dado y por eso me siento en deuda con la sociedad, y trato de ayudar a otros a través de mi fundación en esta aventura llamada “Vida”.

¿Qué es para usted vivir con pasión?

Pasión es una de las caras del amor, y el amor es el motor del mundo. La vida sin fuego no tiene ningún sentido. La ausencia del amor coincide con la muerte. La vida es el más bello y grande de los regalos. Merece ser vivida momento a momento, con mucha fortaleza y coraje, y, sobre todo, optimismo, porque los problemas, así como vienen, se van.

¿Se considera apasionado? ¿Cómo lo expresa?

Dicen que lo soy… Amo respirar la vida a todo lo que da, y me intereso en todo lo que me rodea. Sin pasión, no tienes resultados, y ciertamente, en mi caso, sin pasión no podría cantar bien. Yo espero que este álbum, que está dedicado al amor apasionado, pueda transmitir todas las emociones que expresa cada canción. No hay sinónimo en el diccionario que diga que no es cierto que haya pasión sin amor, como una dimensión de la sensualidad. Para mí ha sido una bendición mixta, una cruz, pues en exceso te trae problemas y puede herir a aquellos que te rodean. Por eso es que tuve que tranquilizarme y frenar tanta pasión (Sonríe).

Seguramente hay otras cosas que le apasionan. ¿Qué hace Andrea Bocelli cuando no está sobre un escenario?

Muchas cosas. Yo no confío en los que dicen que solo les gusta algo. Amo galopar, ir en bote y nadar. También soy un gran fanático del futbol y del boxeo. Me encantan los vinos y soy un lector hambriento. Vengo de una familia con una vida sencilla donde mi padre cultivaba la tierra para producir vinos y esa pasión la hemos continuado mi hermano y yo. También amo conversar y escuchar a otros, reír y bromear acerca de muchos tópicos, especialmente sobre fe y espiritualidad.

La entrevista fue publicada originalmente en La Revista Actual de Colombia.

Author: Monica Mendoza

Periodista Colombiana, mother of two boys and a dreamer, who thinks that everything is possible, you just need to find the way…